El plato de ducha ha ido imponiéndose poco a poco a las bañeras hasta convertirse en el protagonista indiscutible de nuestro cuarto de baño. Debido a esto, su evolución durante los últimos años ha experimentado un avance espectacular.

¿Cuáles son las principales ventajas de un plato de ducha?

Entre las ventajas más destacables del plato de ducha, encontramos las siguientes:

  1. Limpieza. Es evidente que no será lo mismo limpiar una gran bañera que un plato de ducha. Ya no solo en lo que respecta al tiempo que invertimos en esa limpieza, sino por comodidad a la hora de alcanzar toda la superficie.
  2. Accesibilidad. Acceder a una ducha es más fácil y cómodo que meterse en una bañera, sobre todo para personas con ciertas dificultades, o para niños pequeños.
  3. Espacio. Hay muchos tipos de platos de ducha, pero suelen ser la opción más práctica para aquellos que quieran aprovechar el espacio de su baño al máximo.
  4. Practicidad. Darse un baño suena muy bien, pero no es algo que hagamos habitualmente. Las duchas son una solución mucho más rápida y práctica, para el día a día.
  5. Ahorro. Además de que los platos de ducha tienden a tener una instalación más sencilla, implican un importante ahorro de recursos y energía en cada uso.

Materiales para platos de ducha

La clásica loza, el acrílico o el acero han quedado desplazados por nuevos materiales. Estos permiten posibilidades creativas infinitas gracias a la amplia gama de colores y la libertad que ofrecen sus formas y medidas, altamente personalizables.

El diseño y la vanguardia son requisitos indispensables para el cliente, pero estos se preocupan cada vez más por que los materiales utilizados cumplan con unos altos estándares en materia de reducción del impacto medioambiental.

Es indispensable que conozcamos nuestras necesidades y las características de nuestro baño, porque solo así podremos elegir el plato de ducha que mejor se adapte a nosotros y a nuestro aseo.

Platos de ducha de porcelana

Probablemente el más conocido y clásico, ya que es el que más se utilizaba hace unos años. No obstante, ha ido perdiendo fuerza a favor de otros materiales más resistentes, modernos y personalizables.

Entre sus principales ventajas encontramos la limpieza (al ser un material no absorbente, se limpian muy fácilmente) y su durabilidad (en torno a los 25 años de vida útil).

Por otro lado, dentro de sus desventajas nos encontramos con que no es antideslizante, lo que puede ser peligroso para según qué usuarios, y que su nivel de fragilidad es bastante alto.

Platos de ducha de resina

Una de las opciones con más adeptos, lo que probablemente se deba a que es un material muy versátil y altamente personalizable. Lo encontramos en diferentes tonalidades y texturas, y si lo mezclamos con mármoles da un aspecto muy logrado de pizarra o piedra.

Es ideal para baños de estilo más minimalista o moderno, y tiene muchísimas ventajas; entre ellas: material antideslizante y fácil de limpiar. Además, también es impermeable y evita posibles filtraciones como la aparición de hongos.

Platos de ducha acrílicos

Su capa acrílica superior mejora el filtrado del agua, y pueden estar rellenos de fibra de vidrio (aporta más resistencia al plato de ducha) o de espuma de poliuretano.

En comparación con los de porcelana, son más ligeros, por lo que su instalación es más sencilla; su nivel de adherencia también es mayor. Como desventaja de este material podemos mencionar que, según el relleno, no son tan resistentes, y que el color tiende a desgastarse con el paso del tiempo.

Platos de ducha personalizados

Cada vez son más los que optan por soluciones a medida, personalizables y que se adapten a lo que tienen en mente, más que decantarse por platos de ducha prefabricados y ya definidos. 

Las posibilidades son infinitas: de gresite, de mármol…

Otro ejemplo es el Silexpol®, un material fruto de una gran investigación que sigue procesos registrados de máxima sostenibilidad. Su componente principal es la resina de poliuretano, lo que lo hace resistente al impacto, la flexión y roturas. Además, es un material antideslizante, limpio e higiénico.

¿Necesitas asesoramiento para reformar tu baño? Contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.